Un grupo de investigadores afirmaron el jueves que habían identificado la explosión cósmica más lejana jamás detectada, una explosión sumamente potente que ocurrió a unos 13.000 millones de años luz de la Tierra.

La explosión de rayos gamma fue detectada en primera instancia por un satélite especializado de la NASA en abril del 2009, pero los investigadores dijeron esta semana que han recabado información desde entonces y que ésta parece indicar que la explosión ocurrió en la frontera del universo que aún se alcanzan a observar.

Las explosiones de rayos gamma son explosiones muy, muy breves pero extremadamente poderosas que pueden llegar a brillar como si se tratara de millones de soles, lo que las convierte en los objetos más fáciles de observar en todo el cosmos.

Los astrónomos no relacionados con el estudio expresaron sus reservas sobre la distancia que fue divulgada sobre la explosión, pero indicaron que si fue identificada correctamente estaría entre los acontecimientos más lejanos en haber sido descubiertos.