La Cámara de Diputados de Bolivia aprobó reformas a una ley que restringe la información sobre las elecciones de magistrados que se realizarán en octubre.

La enmienda deberá ser apoyada por el Senado y permite a los medios informar sobre los candidatos y a éstos participar en programas periodísticos. Además, el Tribunal Electoral autorizará las entrevistas a los candidatos.

El presidente Evo Morales solicitó la enmienda ante cuestionamientos de los medios y dijo que las restricciones buscan evitar "padrinazgos" y "ventajas mediáticas" en unas elecciones que no son de carácter político y que buscan mejorar la cuestionada administración de justicia. Pero el senador opositor German Antelo dijo que los cambios "son una farsa".

Los candidatos serán nominados por la Asamblea Legislativa, de mayoría oficialista, lo que previsiblemente daría ventaja al gobierno de Morales, según advirtieron opositores y expertos.

En los comicios se elegirán magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, Tribunal Constitucional, Tribunal Agroambiental y Consejo de la Magistratura.

El futuro Tribunal Constitucional podría dirimir una eventual reelección de Morales en 2015. El mandatario anticipó su deseo de reelegirse, pero opositores y algunos expertos opinaron que no está habilitado para una segunda reelección.

El texto constitucional señala que el presidente puede ser reelecto "por una sola vez de manera continua" y que los mandatos anteriores a la nueva constitución de 2009 "serán tomados en cuenta".

Morales dijo antes que al haber instaurado un Estado Plurinacional con nueva constitución en 2009, su primer mandato iniciado en 2006 no cuenta. El mandatario fue reelecto en 2009 y en 2010 inició su segunda gestión, que para los oficialistas sería la primera.

Las organizaciones periodísticas han acusado varias veces al gobierno de restringir su trabajo mientras el mandatario vinculó a algunos medios con la oposición política.