A River Plate se le agiganta cada vez más el peligro de perder la categoría, mientras que Vélez Sarsfield se va afirmando en la punta del campeonato Clausura del fútbol argentino.

River visitará a Olimpo, un rival directo en la lucha por permanecer en la primera división, mientras que Vélez hará lo propio con Tigre, en ambos casos el domingo y por la 16ta fecha del torneo.

Cuando restan sólo 16 puntos en juego, River se encuentra en zona de Promoción, lo que significa que hasta ahora deberá jugar dos partidos decisivos ante un rival proveniente de la segunda división para determinar quien se queda con un puesto en la primera división.

"Estamos en una situación crítica", reconoció el técnico de River, Juan José López. "Ninguno que integre este grupo de jugadores está feliz, hasta los alcanzapelotas están tristes".

River, junto con Boca Juniors el equipo más popular del país, viene de sumar uno solo de los últimos nueve puntos en disputa, incluyendo una derrota 2-0 en el superclásico con los boquenses.

Los problemas se acrecentaron, además, por la renuncia esta semana de Ubaldo Fillol, ayudante de "Jota Jota" López y una gloria en el arco de River.

Fillol renunció disgustado por un empujón que le dio el guardameta Juan Pablo Carrizo cuando el ex arquero lo fue a consolar al termino del partido ante San Lorenzo, ya que un error suyo le costó el gol del empate 1-1 en la fecha pasada.

Vélez, que tiene 30 puntos — tres más que su escolta Godoy Cruz y cuatro más que el tercero Lanús — visitará a Tigre, que junto con Arsenal está apenas una unidad arriba que River en la lucha por la Promoción y el descenso directo.

El equipo que dirige Ricardo Gareca tiene un dulce presente ya que en la noche del jueves se medía ante Peñarol de Uruguay, en Montevideo, en el choque de ida por las semifinales de la Copa Libertadores.

Su escolta Godoy Cruz, que resignó dos puntos en la fecha pasada cuando Vélez cosechó los tres, recibirá el lunes a Gimnasia La Plata, que junto con Quilmes está en la zona del descenso directo.

Boca Juniors, que marcha por la mitad de la tabla a ocho puntos de Vélez, con Martín Palermo en el ataque será anfitrión el domingo de Newell's Old Boys, último con 11 unidades al igual que Huracán.

A pesar de estar en el sótano, Newell's no corre peligro de perder Promoción o descenso, ya que para ello en Argentina se toma en cuenta el promedio de puntos de las últimas tres temporadas.

La fecha se completa con Colón-Argentinos, San Lorenzo-Arsenal, All Boys-Quilmes, Racing-Banfield (sábado); Estudiantes-Independiente (domingo); Lanús-Huracán (lunes).