El ex director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, pasó un par de horas afuera del departamento de Manhattan donde permanece en arresto domiciliario.

Un allegado a la situación dijo a la Associated Press que el economista dejó su hogar temporal el viernes por la mañana para asistir a una cita médica. La fuente habló con la condición del anonimato debido a lo delicado del acuerdo sobre el arresto.

Strauss-Kahn y su esposa subieron a un automóvil alrededor de las 7:30 de la mañana después de salir de la elegante residencia cuya renta es de 50.000 dólares mensuales. Regresó unas dos horas después.

Los términos del arreglo le permiten salir para citas médicas, servicios religiosos y comparecencias judiciales.

Strauss-Kahn, de 62 años, será instruido de cargos el 6 de junio acusado de intentar violar a una camarera en un hotel de Nueva York el mes pasado. El lo niega.