A Andrés Guardado le gustaría seguir jugando en algún equipo de la primera división española, pero dijo estar dispuesto a jugar en segunda con su club, el recién descendido Deportivo de la Coruña.

El volante mexicano, de 24 años, juega para el Depor desde la temporada 2007-08 y tiene contrato vigente por un año más.

"Yo seguiría con ellos si eso es lo que quieren. Yo estoy muy agradecido con el Depor y siempre, aunque me vaya, serán mi equipo y sus colores serán mis colores", dijo Guardado el miércoles al final de un entrenamiento del seleccionado mexicano que se prepara para jugar la Copa de Oro.

"Yo no quiero ser malagradecido con el equipo que me abrió las puertas de Europa", añadió.

El Deportivo perdió la categoría tras caer 2-0 con el Valencia en la última fecha y ahora jugará por el ascenso por primera vez en 20 años.

"Sí, fue un momento triste, algo que no me había tocado vivir en mi carrera", agregó Guardado. "Ahora vamos a esperar a ver qué pasa, yo quisiera estar en primera división, quizá encontrar un equipo donde poder crecer, pero no puedo descartar nada, pronto se definirá algo".

El nombre de Guardado ha sonado para irse a otros clubes, como el Spartak de Moscú ruso, una opción que al volante no le agrada mucho.

"Lo ideal no es irte a jugar a Rusia, esa es la realidad. Lo ideal es seguir en España o en alguna otra de las mejores ligas europeas, pero sí ese es mi destino, habrá que hacerlo bien", dijo Guardado.

También espera que lo que ha mostrado en cuatro años en la liga española le valgan una oferta de un equipo de primera división.

"Ya tengo un camino recorrido. En España soy bien reconocido y he estado bien físicamente. Eso me tiene tranquilo porque sé qué puede haber buenas opciones", añadió.

Guardado también sabe que una buena actuación en la próxima Copa de Oro, que se jugará del 5 al 25 de junio en Estados Unidos, podría aumentar su valor de mercado.

"Si me serviría de mucho un campeonato en Copa de Oro, la selección puede ser la catapulta, ya lo fue una vez para mí y ahora no es la excepción, ojalá ya con el título en la mano vengan mejores ofertas", concluyó.