La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció el miércoles el hallazgo de un yacimiento de gas en aguas profundas del Golfo de México.

La compañía señaló en un comunicado que el yacimiento tiene un potencial estimado de reservas de entre 400.000 y 600.000 millones de pies cúbicos de gas no asociado y condensados.

Pemex refirió que descubrimiento se hizo en el denominado pozo Piklis 1, localizado a 144 kilómetros al noroeste de Coatzacoalcos.

El pozo se localiza en una profundidad de 1.928 kilómetros y se perforó a una profundidad de 5.431 kilómetros.

Pemex afirmó que se trata de la mayor profundidad a la que ha perforado hasta ahora.

El gas no asociado es aquel que no es extraído directamente de depósitos de crudo.

Pemex señaló que con el hallazgo se "confirmó el gran potencial de hidrocarburos" en esa zona de aguas profundas del Golfo de México.

La perforación del pozo se hizo desde una plataforma semisumergible.

Pemex tiene una estrategia de explorar en aguas profundas no sólo para encontrar gas, sino crudo.

México estima que en aguas profundas habría cerca de 30.000 millones de barriles de crudo, equivalentes a un 50% de los recursos prospectivos.

La exploración en aguas profundas es aquella que se realiza en profundidades mayores a 500 metros, es decir la distancia entre la superficie y el lecho marino.