Los ajustes que necesita la economía española son más fáciles de aplicar que en el caso de países como Grecia o Portugal, pero los niveles tan altos de desempleo y las medidas de austeridad pueden complicar la recuperación, alertó hoy la ONU.

"Las medidas de austeridad y los niveles de desempleo tan altos, sobre todo entre los jóvenes, van a traer muchos problemas para recuperar la economía española", dijo hoy a Efe el director de la División de Análisis y Política de Desarrollo del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (DESA), Rob Vos.

El economista insistió en que el paro, los niveles de gasto y el ajuste macroeconómico serán los principales desafíos a los que se enfrente España "en los próximos meses", y aconsejó no centrar la atención solo en el ajuste fiscal.

Con un 20 % de desempleo en España "hay que impulsar medidas para estimular la creación de empleo", añadió Vos, quien advirtió de que si continúa esa situación va a ser "muy difícil" la recuperación.

En la revisión semestral del informe titulado "Situación y perspectivas de la economía mundial en 2011", los expertos de la ONU elevaron ligeramente sus previsiones sobre la evolución del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, dos décimas este año y una en 2012.

Así, la economía mundial crecerá el 3,3 % en 2011 y hasta el 3,6 % en 2012, mientras que las economías desarrolladas como las de Europa Occidental terminarán este año con un "crecimiento modesto y desigual", según los expertos de la ONU, que pronostican una progresión media del PIB para la eurozona del 1,6 % para 2011 y 2012.

También vaticinan que mientras Alemania se expandirá un 2,9 % este año, "los países más afectados por la crisis fiscal, como Grecia, Irlanda, Portugal y España, seguirán en recesión o, en el mejor de los casos, registrarán bajas tasas de crecimiento", pero no dieron sus indicadores de crecimiento particulares.

En sus declaraciones a Efe, Vos subrayó que España "todavía" puede acceder a préstamos a tipos de interés "bajos", a diferencia de países como Grecia o Irlanda, y recordó además que cuenta con una "válvula de escape" gracias al Fondo de Estabilidad Financiera de la Unión Europea (UE).

Vos dijo también que a pesar de que en los últimos meses el desempleo ha caído en muchas economías desarrolladas, los parados de larga duración siguen en aumento y algunos han dejado de buscar trabajo y no aparecen en las estadísticas.

El informe destaca que la recuperación en Europa sigue siendo "modesta", pero a dos velocidades.