El ex director-gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, ha encontrado un lugar más adecuado para permanecer en arresto domiciliario por los cargos de agresión sexual, dijeron el miércoles funcionarios en Nueva York.

La Oficina Administrativa de la Corte señaló que el juez recibió en la jornada una llamada telefónica de todas las partes involucradas en el caso, quienes acordaron un nuevo lugar, más permanente. El vocero David Bookstaver no reveló dónde se encuentra el nuevo inmueble ni cuándo se mudará el ex líder del FMI.

Benjamin Brafman, el abogado del ex funcionario, no hizo comentarios al respecto.

Strauss-Kahn abandonó una prisión tras el pago de una fianza de un millón de dólares. Permanece bajo arresto domiciliario provisional en un apartamento del bajo Manhattan.

El político y economista francés, quien llegó a ser considerado uno de los principales aspirantes a la presidencia de su país, estuvo preso durante casi una semana en Nueva York, tras ser detenido el 14 de mayo. Una mucama de hotel dice que Strauss-Kahn la agredió sexualmente en la habitación que el entonces jefe del FMI ocupaba en un hotel de lujo.

Los abogados de Strauss-Kahn insisten en su inocencia.

Los planes de la fianza encontraron un obstáculo la semana pasada cuando los inquilinos del edificio donde Strauss-Kahn iba a cumplir su prisión domiciliaria, en el alto Manhattan, se negaron a aceptar al ex funcionario debido a la atención excesiva de la prensa. Desde entonces ha estado viviendo cerca de Wall Street, en un edificio dentro del llamado círculo de acero de la policía neoyorquina, una red de cámaras privadas y de las autoridades.

Strauss-Kahn, quien no tiene antecedentes penales, es supervisado por guardias armados, usa un grillete electrónico y sus movimientos son grabados con una cámara.