La Corte Suprema de Justicia ordenó el miércoles la detención de una ex presidenta del Congreso por haber solicitado información a la policía secreta para un debate en el Parlamento, al parecer de manera ilegal, sobre la ex senadora Piedad Córdoba.

La medida se tomó contra la ex parlamentaria Nancy Patricia Gutiérrez por su aparente responsabilidad en el delito de "tráfico de influencias de servidor público", informó la oficina de prensa del alto tribunal en un comunicado divulgado en un correo electrónico.

Pero a Gutiérrez se le sustituyó "la detención en establecimiento carcelario por reclusión en el lugar de residencia", aclaro la Corte, sin dar otros detalles del caso porque la "decisión tiene reserva legal".

Uno de los abogados de Gutiérrez, Alvaro Rolando Pérez, explicó telefónicamente que la investigación contra su cliente se abrió en 2010 porque ella le pidió información al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), o la policía secreta colombiana, "sobre los constantes" viajes al exterior de Córdoba, su adversaria política.

Gutiérrez se presentó por la tarde a la sede de la Corte Suprema para notificarse de la medida en su contra, y dijo a los periodistas que solicitó "oficialmente los documentos al DAS, primero legalmente y, en segundo lugar, dentro de las facultades y competencias que me daba el hecho de ser congresista de la República".

Reportajes de la prensa local difundieron el año pasado las versiones del pedido de Gutiérrez al DAS, el cual sería ilegal porque la información de viajes de una persona es personal y privada.

Además varios ex detectives del DAS, hoy en prisión y quienes han optado por colaborar con las autoridades a cambio de rebajas en sus penas, le contaron a las autoridades la solicitud que les hizo Gutiérrez porque ella, al parecer, quería demostrar en el Congreso los nexos de Córdoba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Gutiérrez, de 47 años, presidió el Congreso colombiano entre 2007 y 2008.

La Corte Suprema también adelanta en contra de Gutiérrrez otra investigación preliminar por sus presuntos nexos con los grupos paramilitares.

En tanto, la ex senadora Córdoba fue destituida por la Procuraduría en septiembre de 2010 por sus supuestos lazos con la guerrilla de FARC. Por los mismos hechos, la Corte Suprema también procesa a Córdoba de forma preliminar o para decidir si abre una investigación formal o no.