Las persistentes preocupaciones sobre la crisis crónica de deuda en Europa eclipsaron el martes un repunte tímido en el precio del petróleo y empujaron ligeramente a la baja los precios de las acciones.

El precio del crudo se incrementó casi dos dólares, a 99,59 dólares por barril, después de que tres bancos de inversión importantes subieron su pronóstico para los precios del oro negro. Analistas de Goldman Sachs, J.P. Morgan y Morgan Stanley pronosticaron que un incremento en la demanda global empujaría al alza los precios del petróleo más adelante durante el año. Analistas de Goldman dijeron que los precios podrían llegar a 135 dólares por barril al final del 2012.

Las acciones tuvieron altibajos durante toda la sesión, en la que Chevron Corp. y otras compañías del sector de energía registraron las ganancias mayores. Las empresas de energía dentro del índice S&P 500 se incrementaron 1,3%, el mayor avance entre los 10 grupos industriales que componen el indicador.

El promedio industrial Dow Jones cayó 25,05 puntos, o 0,2%, para cerrar en 12.356,21. El Standard & Poor's 500 descendió 1,09 unidades, a 1.316,28, mientras que el índice compuesto Nasdaq retrocedió 12,74 puntos, o 0,5%, a 2.746,16.

Las acciones repuntaron durante los cuatro primeros meses del año, empujadas por reportes de utilidades más fuertes, así como por la mejoría en el mercado laboral y otras señales de recuperación económica. Pero los tres principales indicadores del comportamiento del mercado han perdido más de 3,5% este mes, a pesar de que las ganancias siguen siendo sólidas.

El optimismo general ha sido dejado a un lado debido a una gran cantidad de preocupaciones, especialmente el impacto de los altos precios del petróleo en el gasto del consumidor y el riesgo de que pudieran empeorar los problemas de deuda de Europa.

Los mercados enfrentaron el martes más noticias preocupantes sobre Europa, cuando el principal partido opositor de Grecia se pronunció en contra de los más recientes intentos del gobierno para reducir la deuda. La noticia frustró más las esperanzas de que el país pueda ser capaz de reparar suficientemente sus finanzas para obtener otro paquete crediticio del Fondo Monetario Internacional.

La agencia calificadora Moody's también advirtió que una reestructuración de la deuda de Grecia sería considerada como un incumplimiento de pago. Ello ocasionaría que los costos de préstamos a las naciones europeas con problemas de deuda subirían enormemente.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos reportó que las ventas de casas nuevas subieron ligeramente en abril, pero a un ritmo muy por debajo de lo que sería considerado normal en un mercado de vivienda saludable. Las ventas de casas nuevas subieron a una tasa anual de 323.000, frente a 300.000 en marzo.

Las emisoras con pérdida superaron por margen pequeño a las que avanzaron en la Bolsa de Valores de Nueva York; el volumen fue de 3.600 millones de acciones negociadas

En Europa, el índice bursátil británico FTSE 100 cerró con alza de 0,4%, a 5.858,41 puntos, mientras que el indicador alemán DAX ganó 0,4% y se ubicó en 7.150,66. El índice francés CAC-40 avanzó 0,3%, a 3.916,88 unidades.

En Japón, el indicador Nikkei 225 subió 0,2%, a 9.477,17.