El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, subrayaron hoy el "valor" del Gobierno español en las reformas que está llevando a cabo para mejorar el mercado laboral y reducir el desempleo.

Van Rompuy, que participa en París en la apertura del foro anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), señaló que el Ejecutivo español "es valiente" en la puesta en marcha de las reformas e insistió en que "eso tarda tiempo" en tener efectos, tras recordar que el nivel de desempleo ya era alto hace diez años.

A una pregunta sobre la situación en España, y en particular sobre las protestas en las calles en vísperas de las elecciones del pasado domingo, explicó que "cuando la gente está insatisfecha, puede usar una amplia gama de protestas: eso es nuestra democracia".

Añadió que el elemento novedoso, como se ha visto también en las revoluciones del mundo árabe, es que cada vez hay más protestas convocadas "al margen de las organizaciones tradicionales" y recurriendo a medios tecnológicos como internet.

Gurría, por su parte, afirmó que el Gobierno español "está afrontando los retos muy valerosamente", y dio cuenta de las reformas que ya se han puesto en marcha y la que todavía está pendiente, en alusión a la negociación colectiva.

El presidente del Consejo Europeo, en respuesta a otra pregunta sobre los países a los que los mercados han puesto bajo presión, aludió al caso griego para poner el acento en que no se le está dando tiempo para llevar a cabo el ajuste que necesita.

"Los mercados no siempre dan el tiempo a los países. Pero es un hecho", concluyó.