El gobierno suizo anunció el martes la ampliación de una congelación de activos de altos funcionarios sirios para incluir al presidente Bashar Assad, culpándolo de encabezar una represión brutal contra manifestantes antigubernamentales que ha dejado cientos de muertes en las últimas semanas.

Los bancos y otras instituciones suizas deberán a partir de ahora declarar cualquier bien de Assad que se encuentre en Suiza, dijo el gobierno.

El gobierno también le prohibió a Assad viajar a Suiza o hacer escala en el país.

La decisión se dio luego de que la semana pasada Suiza anunció sanciones contra otros 13 altos funcionarios del gobierno sirio.

Suiza extendió las sanciones el martes a un total de 23 personas, incluyendo a Assad.

La lista actualizada de sanciones describió a Assad como "presidente de la República, comandante y líder de la represión contra los manifestantes".