Los pedidos industriales en la Unión Europea (UE) cayeron un 1,9 % el pasado mes de marzo en relación al mes anterior, una reducción que no afectó a España, donde los encargos industriales aumentaron un leve 0,3 % en el mismo periodo, según la agencia europea de estadística, Eurostat.

En los países de la zona del euro, los pedidos industriales también cayeron entre febrero y marzo de 2011, en este caso un 1,8 %, ha informado Eurostat en un comunicado.

En febrero, los incrementos habían sido del 0,5 % en el conjunto de la UE y del 1,0 % en la zona del euro, mientras que en España disminuyeron un 0,8 %.

No obstante, en términos interanuales, la UE registró un aumento del 14,1 %; la zona del euro, del 11,3 %, y España, del 10,1 %.

Excluyendo la producción naval, ferroviaria y aeronáutica, que suele ser más volátil, según Eurostat, las peticiones a la industria se redujeron en marzo un 1,1 % en la UE y un 1,2 % en los países con la moneda única en comparación con el mes de febrero.

Por sectores, solamente la producción de bienes intermedios registró subidas, del 0,6 % en la UE y del 0,7 % en la zona del euro.

Los pedidos de productos de consumo duradero cayeron un 6,8 % en el conjunto de los Veintisiete y un 4,0 % en la Eurozona, mientras que en el caso de los bienes de capital las reducciones fueron, respectivamente, del 4,6 % y el 4,5 %.

En la misma línea, los encargos de bienes de consumo no duraderos también decrecieron un 3,5 % en toda la Unión y un 2,1 % en los diecisiete países que comparten el euro.

Por países, Dinamarca, con un desplome del 22,3 %, es el estado miembro que sufre una caída más brusca, seguido por Irlanda, con una disminución del 13,0 %, y Portugal, con una reducción del 8,4 %.

Finlandia, Italia y Estonia son los países donde más crecieron las peticiones a la industria, con incrementos del 5,5 %, el 4,5 % y el 3,9 %, respectivamente.