Irlanda, cuya economía ha estado entre las más golpeadas por la crisis financiera global, respaldó el martes a la ministra francesa de Finanzas Christine Lagarde para que dirija el Fondo Monetario Internacional.

La decisión es algo sorpresiva, dadas las tensiones entre los dos países sobre los términos del paquete de rescate entregado a Irlanda por la Unión Europea y el FMI.

El respaldo irlandés se suma al creciente apoyo ganado por Lagarde para suceder a su compatriota Dominique Strauss-Kahn, quien renunció la semana pasada tras ser arrestado por acusaciones de agresión sexual contra una mucama de hotel en Nueva York.

"Como ministra de Finanzas, (Lagarde) ha tiene responsabilidades para representar las posiciones del gobierno en París, pero también se ha mostrado muy sensible a nuestras preocupaciones", dijo la ministra irlandesa de asuntos europeos, Lucinda Creighton.

"Ella sería una excelente candidata, está eminentemente calificada y si es nominada nos gustaría respaldarle", dijo Creighton.

La influencia de Irlanda en la selección del nuevo director del FMI es limitada, pero potencias europeas como Alemania y Gran Bretaña ya han apoyado a Lagarde, lo que le hace la favorita para un puesto en el que ella aún no ha expresado interés públicamente.

Algunos países en desarrollo han pedido que el máximo puesto del FMI sea entregado a alguien fuera de Europa, que ha escogido al director de la institución desde su creación tras la II Guerra Mundial.

El portavoz del gobierno francés Francois Baroin le dijo el martes a la radio Europe 1 que China "favorece" la candidatura de Lagarde para dirigir el FMI, una organización que provee miles de millones de dólares en préstamos para estabilizar la economía mundial. No dijo de dónde provenía la información.

El respaldo chino daría un gran impulso a Lagarde. Sin embargo, la portavoz de la cancillería china Jiang Yu declinó comentar al respecto en una conferencia de prensa regular el martes y Beijing ha dicho previamente que quiere que las economías emergentes estén mejor representadas en la gerencia del Fondo.

A su vez, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el mexicano Angel Gurría, dijo que el nombramiento de Lagarde sería beneficioso para la diversidad del banco.

Agregó que Lagarde cumple con todos los criterios para ser un buen reemplazo de Strauss-Kahn y que "los europeos han claramente escogido a lo mejor y lo más brillante" con Lagarde.

Gurría, ex ministro de Hacienda de México y cuyo nombre también ha sido mencionado en relación con el puesto, restó importancia a las conjeturas de que él podría competir por el puesto.

El líder de la OCDE le dijo a The Associated Press en París el martes que tener a una mujer en el puesto es "sin duda, bienvenido".

El género no debería ser el único factor para favorecer a un candidato, "pero si es una mujer formidable como lo es ella, entonces claro que es beneficioso".

___

Pogatchnik reportó desde Dublín.