Los países del G8 no decidirán durante su cumbre en Francia esta semana sobre la sucesión al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI) de Dominique Strauss-Kahn, acusado de asalto sexual en EEUU.

Fuentes gubernamentales germanas señalaron hoy en Berlín que el G8, integrado por las siete naciones mas industrializadas del mundo y Rusia, no es el indicado para tomar una decisión sobre la dirección del FMI.

Añadieron que durante el encuentro del G8 en el balneario galo de Deauville se tratará, naturalmente, sobre el FMI, pero recordaron que el proceso de presentación de candidaturas no se cierra hasta el 10 de junio.

Asimismo subrayaron que en el G8 no están representados todos los países que juegan un papel relevante a la hora de decidir sobre la sucesión de Strauss-Kahn en referencia a potencias emergentes como China, la India o Brasil.

Alemania y otros países de la UE desean que la dirección del FMI continúe bajo responsabilidad europea y apoyan como candidata al cargo a la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde.