La Bolsa de Seúl cerró hoy con una leve ganancia debido a que los inversores decidieron comprar ante la caída del precio de las acciones en las jornadas anteriores, lo que benefició a los valores del motor y petróleo.

El índice Kospi del mercado surcoreano ganó hoy 6,05 puntos (0,29 por ciento) y terminó la sesión en las 2.061,76 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq subió 1,38 enteros (0,29 por ciento) para situarse en los 474,32 puntos.

Los valores de automoción y petróleo subieron hoy para reponerse de las caídas de jornadas anteriores, lo que favoreció el optimismo en la plaza de Seúl.

No obstante, los inversores extranjeros siguen sin aumentar sus compras en este parqué, por lo que la subida de los dos principales índices finalmente fue moderada.

Las ganancias en el sector del motor estuvieron lideradas por Kia, que avanzó un 1,88 por ciento, mientras que Hyundai Motor, el primer fabricante de automóviles surcoreano, se apreció un 1,1 por ciento.

Entre las compañías energéticas destacó la subida de S-Oil de un 4,04 por ciento, mientras que el banco Woori avanzó un 3,08 por ciento ante las negociaciones sobre su privatización.

Los operadores de telefonía perdieron terreno ante la posibilidad de que el Gobierno establezca una reducción de las tarifas, con lo que SK Telecom, el líder del sector, bajó un 2,38 por ciento.

El primer valor surcoreano, Samsung Electronics, perdió hoy un 0,92 por ciento.

La moneda local, el won, se apreció 4,5 unidades frente al dólar, que cerró la sesión en los 1.093,4 wones.