Irán afirmó el martes que constituye una "broma" que en Estados Unidos se describa como excursionistas a tres norteamericanos detenidos en el país y acusados de espionaje.

Irán no ha suavizado sus afirmaciones aun cuando se abstuvo de realizar a principios de mes una audiencia por razones no explicadas para los procesados, es la conclusión que se desprende de un despacho de la televisión estatal.

El portavoz del Ministerio del Exterior, Ramin Mehmanparast, citado por la televisora, afirmó que es una "broma" referirse como excursionistas a los estadounidenses.

Shane Bauer y Josh Fattal continúan bajo custodia desde que fueron detenidos en julio de 2009 en la frontera entre Irán e Irak.

La prometida de Bauer, Sarah Shourd, fue dejada en libertad con el pago de una fianza en 2010 pero persiste el cargo contra ella debido a un proceso en ausencia.

Una audiencia dentro del juicio estaba fijada para el 11 de mayo, pero Bauer y Fattal no fueron llevados al tribunal. Los estadounidenses rechazan los cargos de espionaje en su contra.