Rafael Nadal sacó a relucir la estirpe de campeón cuando más la necesitó, remontó dos sets en contra y venció el martes 6-4, 6-7 (2), 6-7 (2), 6-2, 6-4 al estadounidense John Isner para avanzar a la segunda ronda del Abierto de Francia.

El pentacampeón del Abierto de Francia tuvo que disputar cinco sets por primera vez en sus 40 partidos en Roland Garros.

"Pasé un momento difícil", dijo Nadal. "Creo que estaba muy nervioso".

"Los partidos contra John siempre son muy, muy difíciles, porque te lleva a un desempate con su saque y estás bajo presión en todo momento", agregó. "No jugué muy bien en algunos momentos en el desempate".

La última vez que Nadal perdió un set en el Abierto de Francia fue en 2009, cuando fue eliminado por Robin Soderling en la cuarta ronda. Nunca había cedido un set antes en la primera o segunda ronda.

Nadal intenta igualar el récord de Bjorn Borg de seis títulos del Abierto de Francia.

También avanzaron a la segunda ronda el británico Andy Murray, el sueco Robin Soderling, la belga Kim Clijsters, rusa Maria Sharapova y la china Li Na.

Además, el argentino Juan Ignacio Chela superó la primera ronda con una victoria 7-6 (5), 6-1, 6-1 sobre el estadounidense Tim Smyczek.

El argentino Juan Mónaco se despidió en las primeras de cambio al caer 6-2, 7-5, 4-6, 6-4 ante el español Fernando Verdasco, al igual que el colombiano Santiago Giraldo, que fue eliminado 7-6 (5), 6-3, 6-3 por el español Pablo Andújar.

Nadal llegó al torneo tras perder ante Novak Djokovic en las finales de loas Masters de Roma y Madrid, ambas en su superficie favorita de polvo de ladrillo. Sin embargo, el español todavía es el favorito para imponerse en Roland Garros.

Eso no intimidó a Isner, el hombre que se hizo famoso por jugar el partido más largo en la historia del tenis el año pasado en Wimbledon.

Aunque perdió el primer set, el espigado estadounidense pudo aguantar y llevó a Nadal a un par de desempates, en los que mantuvo al español a la defensiva con su potente saque.

Pero Nadal apenas cometió seis errores no forzados en los dos últimos sets y demostró que todavía es el hombre a vencer en arcilla.

Sharapova, que viene de conseguir el título más importante de su carrera en canchas de arcilla, avanzó con un arrollador triunfo 6-3, 6-0 sobre la croata Mirjana Lucic.

La rusa, séptima preclasificada en Roland Garros, ganó el Abierto de Italia antes de llegar al segundo Grand Slam de la temporada, y el único que no ha conquistado en su carrera.

"La presión es parte de este negocio, es parte del deporte", comentó Sharapova sobre las expectativas que hay sobre ella. "Eso significa que se está jugando por algo. Eso significa que lo quieres mucho, y lo importante es cómo la manejas (la presión)".

"¿Qué es el deporte sin presión? Todo se trata de cómo manejas la situación".

Sharapova, que luego chocará con la francesa Caroline García, ganó Wimbledon en 2004, el Abierto de Estados Unidos en 2006 y el de Australia en 2008.

Li, la sexta preclasificada y la primera tenista china que llega a la final de un Slam, venció 6-3, 6-7 (6), 6-3 a la checa Barbora Zahlavova Strycova.

"El primer partido es fácil o difícil, pero nunca entremedio", comentó Li.

Una emotiva Virginie Razzano jugó contra la australiana Jarmila Gajdosova a pesar de la muerte de su prometido hace ocho días. La francesa perdió 6-3, 6-1.

"Sentí muchas emociones, mucho dolor en la cancha", dijo Razzano. "El dolor es permanente. Es muy difícil, pero se sintió bien estar rodeada por tantas personas".

El prometido de Razzano, su entrenador Stephane Vidal, falleció el 16 de mayo a los 32 años por un tumor cerebral.

La serbia Ana Ivanovic perdió 7-6 (3), 0-6, 6-2 ante la sueca Johanna Larsson, mientras que Murray superó 6-4, 6-1, 6-3 al francés Eric Prodon y Clijsters le ganó 6-2, 6-3 a la bielorrusa Anastasiya Yakimova.

"El no quería intercambios largos, así que él estaba pegando muchos drop shots, buscando sus tiros. Cambiaba mucho el ritmo de juego", señaló Murray.

Soderling, el único hombre que ha derrotado a Nadal en Roland Garros, se impuso 6-1, 6-7 (5), 6-3, 7-5 sobre el estadounidense Ryan Harrison.

El alemán Florian Mayer, el ucraniano Alexandr Dolgopolov, el austríaco Jurgen Melzer y el estadounidense Sam Querrey avanzaron, mientras que el español Nicolás Almagro, 11er preclasificado, perdió.