Dos años después de la victoria de Barcelona sobre Manchester United en la final de la Liga de Campeones, Alex Ferguson considera que los monarcas del fútbol español son mejores hoy que antes, en la antesala de la revancha del sábado entre ambos conjuntos.

Después que Barcelona conquistó en 2009 su tercer título europeo, el club de Pep Guardiola ganó dos coronas de España y se le describe con frecuencia como el mejor equipo en la historia del fútbol.

"Como equipo han madurado más debido a ese gran paso, a mi entender, cuando ganaron la Copa de Europa", dijo Ferguson el martes.

Sin embargo, aquella derrota por 2-0 fue un momento humillante para Manchester United, cuyo mediocampo fue superado por el del Barcelona a pesar de que había llegado a la final con su tercer campeonato consecutivo en la liga Premier.

Samuel Eto'o anotó a los 10 minutos y Lionel Messi redondeó la victoria una hora después para que Barcelona lograra su tercer título europeo y empatara el total de United.

"Cuando nos anotaron el primer (gol) se debió a que tuvimos un lapso súbito de concentración en cuanto a la recuperación debido a que habíamos perdido el control del balón, eso fue lo que realmente nos costó (la derrota)", recordó Ferguson en el campo de entrenamiento del United.

"Después penetraban con Messi corriendo por el mediocampo y el juego se nos volvió muy complicado. Por ende, la concentración será muy importante (el sábado) para afrontar todos los aspectos en cuanto al ataque y la defensiva. Esa será la clave para nosotros".

Messi se mantiene como la amenaza más poderosa de Barcelona para el que anotó 11 goles esta temporada en la Liga de Campeones. Messi llegó a 52 dianas esta temporada, un nuevo récord para un jugador en España.

"Hemos jugado contra Barcelona tres ocasiones con Messi en el equipo (rival) y siempre hay un antídoto para todo jugador bueno, esperamos que podamos contar con el antídoto para el sábado", dijo Ferguson.

United regresa el sábado al estadio Wembley, donde conquistó con Matt Busby su primera Copa de Europa por goleada por 4-1 sobre Benfica en 1968, una década después de la muerte de ocho jugadores en el desastre aéreo de Munich.

"Fue una hazaña fantástica porque cuando se reflexiona en ella y se recuerda, él (Busby) había perdido la mayoría de sus jugadores en 1958 y reconstruyó el equipo para lograr la victoria 10 años después, fue increíble", señaló Ferguson.

"Un hecho adicional es que la mayoría de los jugadores eran de la cantera entre los 11 que jugaron aquella noche, así pues, fue un triunfo fantástico y todos ellos tuvieron el apoyo de todo el país".

Ferguson no es muy optimista en cuanto a que el equipo reciba un apoyo total en esta ocasión.

"Todo es diferente hoy para United, vivimos en un país de tribalismo", dijo el escocés.

"Hay aficionados de Liverpool, de Leeds United, del norte, el sur, el este, hay bastante tribalismo en Inglaterra, por lo tanto, no habrá apoyo unilateral".

Con una victoria, Ferguson podría igualar la marca del director técnico del Liverpool, Bob Paisley, de tres títulos europeos. Ferguson ganó la Liga de Campeones en 1999 y 2008.

Si se logra la victoria, esta constituiría el 28vo trofeo importante de Ferguson en sus 25 años en Old Trafford. Ferguson consiguió este mes su 12do título en la Premier y 19no en el fútbol inglés, lo cual permitió a United superar la marca de 18 de Liverpool.

"Lo único que se puede hacer en este equipo es ganar, es lo único que importa", dijo el director técnico, de 69 años.

"Se tiene una responsabilidad y hay que cumplir una expectativa que se llegará a la temporada siguiente también", apuntó.