Estados Unidos impuso el martes sanciones a siete empresas extranjeras, entre ellas la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y una firma naviera israelí, por hacer negocios con Irán, lo que según Washington, ha contribuido al desarrollo del polémico programa nuclear iraní.

"Afrontarán graves consecuencias las partes que persistan en la irresponsabilidad de apoyar al sector energético de Irán y que contribuyan a las acciones de ese país para evadir las sanciones de Estados Unidos", dijo el subsecretario de Estado, James Steinberg, quien anunció las medidas.

El gobierno del presidente Hugo Chávez condenó las sanciones.

A través de su cuenta en la red social de Twitter, Chávez escribió: "Sanciones contra la Patria de (Simón) Bolívar? Impuestas por el gobierno imperialista Gringo? Pues:Bienvenidas Mr. Obama! No Olvide que somos los hijos De Bolívar!", el prócer de la independencia sudamericana en el siglo XIX.

En un comunicado, el gobierno venezolano informo que "se encuentra haciendo una evaluación general de la situación para determinar hasta dónde estas sanciones afectan la operatividad de nuestra industria petrolera y por tanto el suministro de 1,2 millones de barriles diarios a los Estados Unidos".

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, leyó la declaración en una conferencia de prensa, en la que expresó que "Venezuela se reserva la respuesta mas adecuada a esta agresión imperialista".

Maduro indicó que Venezuela estudia acudir ante instancias de Naciones Unidas para denunciar estas "sanciones ilegales" de Estados Unidos.

"Eso es Nicolás! El verdadero impacto de la nueva agresión gringa es la potenciación de la moral nacionalista y patriótica de Venezuela!", agregó Chávez en otro micromensaje en la red social.

Por su parte, el ministro de Energía y Petróleo venezolano Rafael Ramírez destacó que las autoridades locales aun están evaluando las acciones de Washington para determinar si afectan la producción y la comercialización de PDVSA.

"Garantizamos el suministro a nuestras empresas filiales que están en suelo norteamericano, pero que evaluaríamos, si se produjese una afectación, los suministro que hacemos a clientes que no son filiales nuestras, es decir a otros clientes distintos de Citgo y nuestras refinerías en Hovensa (en Islas Vírgenes)", agregó.

Ramírez desestimó el impacto de las sanciones asegurando que Venezuela no tiene "ningún tipo de auxilio" del Banco de Exportación e Importación estadounidense (Ex-Im Bank) o contrato con el gobierno de Washington.

"Lo que está indefinido es el tema de las licencias de exportación que es algo que ellos mismo no han explicado", acotó.

Al ser consultado sobre los supuestos embarques de combustible que realizó PDVSA a Irán a finales del año pasado, y que motivaron las sanciones, el ministro dijo que "las razones no las vamos a discutir".

El gobierno del presidente Barack Obama impuso asimismo sanciones separadas a más de 15 particulares y compañías en China, Irán, Corea del Norte, Siria y otros países por su implicación en el comercio ilícito de tecnología para misiles y armas de destrucción masiva.

El Departamento de Estado anunció las sanciones como parte de la ampliación del alcance de las medidas contra firmas que han exportado o transportado a Irán productos refinados de petróleo, como la gasolina.

El anuncio ocurrió un día después de que Obama promulgó una orden ejecutiva que amplía las facultades a los departamentos del Tesoro y de Estado para que actúen sobre compañías vinculadas al sector energético de Irán.

Estados Unidos pretende con esta decisión apremiar con más fuerza a Irán a fin de que atienda las exigencias de la comunidad internacional y muestre que su programa nuclear está orientado a fines pacíficos.

Las sanciones son las primeras adoptadas específicamente contra las exportaciones de productos petroleros a Irán desde la promulgación, por parte de Obama, de la ley que prevé las medidas de este tipo y que aprobó el congreso el año pasado.

Otras nueve compañías fueron sancionadas conforme a disposiciones más amplias de la normativa.

Además de PDVSA, las compañías sancionadas incluyen a la naviera Tanker Pacific, de Singapur; Ofer Brothers Group, de Israel; Associated Shipbroking, de Mónaco; Petrochemical Commercial Company International, de Jersey e Irán; el grupo Royal Oyster de Emiratos Arabes Unidos, y Speedy Ship, de Emiratos Arabes Unidos e Irán.

"Todas estas compañías han efectuado actividades relacionadas al suministro a Irán de productos refinados de petróleo, como el envío directo de gasolina y productos afines", dijo el subsecretario de Estado, Steinberg.

Diversos funcionarios estadounidenses aseguran que Irán destina los ingresos de sus sector energético a la financiación de su programa nuclear.

Petróleos de Venezuela, por ejemplo, quedará excluida de todos los contratos del gobierno de Estados Unidos, del financiamiento federal para las importaciones y exportaciones, y le serán negadas licencias para la adquisición de tecnología delicada.

Sin embargo, no se prohibirá a PDVSA la venta de petróleo a Estados Unidos y las medidas no afectarán a ninguna de sus subsidiarias en el país, como Citgo.

PDVSA ha entregado al menos dos cargamentos de productos refinados de petróleo por 50 millones de dólares a Irán en un periodo que va de diciembre de 2010 a marzo, según el Departamento de Estado.

____

La corresponsal de la AP en Venezuela, Fabiola Sánchez, colaboró con este despacho.