Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) comenzó el martes la revisión del acuerdo stand-by con las autoridades dominicanas en momentos en que los incrementos del petróleo ponen en peligro los compromisos del convenio.

El ministro de economía, Temístocles Montás, reconoció el martes que la meta de reducir a 350 millones de dólares el subsidio anual al sector eléctrico, como se había acordado con el FMI, no podrá concretarse debido a los aumentos de las tarifas internacionales del petróleo.

El 46,7% de la energía eléctrica que consume el país es generada a partir de derivados del petróleo.

El gobierno, que mantiene subsidios para los sectores más necesitados, ha denunciado de forma recurrente que grandes empresas no pagan su factura eléctrica.

El déficit del sector eléctrico, cerca del 1,3% del producto interno bruto, se refleja en un servicio de poca calidad con constantes apagones, que en algunas zonas rurales llegan a más de 10 horas al día.

El subsidio del gobierno por concepto de electricidad alcanzó 700 millones de dólares en el 2010, por lo que el FMI solicitó incrementar las tarifas del servicio, mejorar el sistema de cobro y disminuir las transferencias de otras instituciones a las empresas de electricidad.

Montás recordó en un comunicado que, pese a haber incrementado en 11% las tarifas de electricidad a finales del 2010, el déficit de ese sector no se reducirá a 350 millones de dólares, sino que muy posiblemente se mantendrá en 700 millones.

Detalló que el ministerio de Hacienda trabaja en un plan para la obtención de los 350 millones dólares que requerirá el subsidio eléctrico a fin presentarlo al FMI, que ya había aceptado a finales de marzo flexibilizar algunas de las metas del convenio.

La falta de acuerdos en cuanto al sector eléctrico ha mantenido sin conclusión la quinta revisión del acuerdo stand-by, que comenzó en febrero pasado, así como el desembolso de créditos que esperaba el gobierno en los primeros meses del año.

El gobierno dominicano suscribió el acuerdo con el FMI en noviembre de 2009 para enfrentar los efectos de la crisis financiera internacional y recibir de forma paulatina en un plazo de 28 meses créditos por un total de 1.700 millones de dólares.

De la suma pactada, aún restan 839,8 millones de dólares, que serán desembolsados conforme avancen las revisiones del acuerdo.

La misión del FMI, encabezada por Alejandro Santos, se entrevistará en los próximos días con todos los miembros del gabinete económico para concluir la quinta revisión del acuerdo y comenzar la sexta revisión, informó el Banco Central.