Alberto Contador ganó el martes una contrarreloj de montaña y aumentó su imponente ventaja en la clasificación general del Giro de Italia.

El español cronometró 28 minutos, 55 segundos en la etapa de 12,7 kilómetros desde Belluno hasta Nevegal para su segfunda victoria de etapa en la prueba.

Los italianos Vincenzo Nibali y Michele Scarponi cruzaron la meta segundo y tercero a 34 y 38 segundos, respectivamente. El venezolano José Rujano entró cuarto, a 39 segundos.

"Contador fue un marciano hoy", dijo Nibali. "Me pareció que tuve un desempeño excelente... pero quedé segundo detrás de Alberto Contador, así que estoy más que satisfecho".

Contador ahora tiene 4 minutos, 58 segundos de ventaja sobre Scarponi en la clasificación general. Rujano marcha quinto, a 9:18.

El español dedicó la victoria a su compatriota y colega Xavier Tondo, quien el lunes murió cuando fue aplastado al quedar atrapado entre un auto y la puerta del garaje de su residencia.

"Quería ganar hoy", dijo el tres veces campeón del Tour de Francia. "Era un gran amigo y esta victoria se la dedico".

Los cinco primeros kilómetros del trayecto fueron mayormente planos, pero luego la carrera comenzó a ascender y los últimos 4,5 kilómetros fueron con un ascenso de 10%, cerca del máximo de 14%.

Nibali encabezó al pelotón al punto medio, pero Contador aceleró en la cuesta arriba.

La 17ma etapa del miércoles es una ruta de 230 kilómetros desde Feltre hasta Tirano, incluyendo un ascenso importante en Tonale y otro más pequeño en Aprica.

La carrera de tres semanas culmina el domingo en Milán.

Ocho días después de terminado el Giro, Contador debe comparecer ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte en la que se abordará el caso positivo por clenbuterol en el Tour que ganó el año pasado.

Contador sostiene que el positivo se debió por haber consumido carne contaminada. La Unión Ciclista Internacional y la Agencia Mundial Antidopaje decidieron apelar cuando las autoridades españolas le absolvieron en febrero.

Contador insiste que no piensa en el caso que se tramita ante el CAS (las siglas en inglés del tribunal con sede en Suiza).

"Me ocupo de los aficionados, no del CAS y los demás casos relacionados con (Lance) Armstrong)", dijo Contador. "Presto atención a toda esa gente que, ya sea cuando haga calor, llueve o esté soleado, sale a apoyarme y alienta al pelotón".

Sin embargo, no todos los espectadores del Giro han apoyado a Contador. Algunos le culpan por la eliminación del peligroso descenso de Crostis en la etapa del sábado y ha sido blanco de abucheos ocasionales durante la ruta.

Faustino Muñoz, el mecánico de Contador en el equipo Saxo Bank, fue expulsado de la carrera por abrir la puerta del auto y golpear a un espectador durante una contrarreloj.