Los precios de las acciones bajaron sensiblemente el lunes en la Bolsa de Valores de Nueva York ante las malas noticias sobre la crisis de deuda en Europa.

El promedio industrial Dow Jones llegó a perder hasta 180 puntos hasta que recuperó algo de terreno.

El Dow Jones perdió 130,78 unidades (1,1 para quedar en 12.381,6 mientras el índice Standard & Poor's 500 descendió 15,9 puntos (1,2%) a 1.317,37 y el tecnológico Nasdaq disminuyó 44,42 enteros (1,6%) a 2.758,9 puntos.

Cuatro títulos perdieron por cada uno que ganó en Wall Street. El volumen intercambiado fue de 3.400 millones de papeles.

Los mercados europeos también cerraron con fuertes pérdidas. El índice británico FTSE 100 bajó 1,9%. En Alemania, el DAX perdió 2% y en Francia el CAC-40 descendió 2%.

Las noticias sobre una reducción en la calificación del crédito de Grecia, una alerta sobre la deuda de Italia y una grave derrota del partido gobernante en España causaron nuevas preocupaciones por la crisis de deuda europea.

Esa situación también debilitó al euro frente al dólar. Un dólar más fuerte vuelve más caras las exportaciones estadounidenses, lo que daña a las empresas de Estados Unidos que venden productos en el extranjero.

El dólar aumentó 0,6% contra un índice de las principales monedas en el mundo. Durante el día, el euro alcanzó por un momento su nivel más bajo respecto del billete verde en dos meses.

Las malas noticias comenzaron el viernes, cuando la agencia calificadora Fitch redujo la nota sobre la deuda de Grecia a categoría de "basura". Así le dio a los inversionistas más razones para temer que el país necesitará más ayuda para administrar sus deudas a pesar del paquete de emergencia que recibió el año pasado.

Aunque los mercados están reaccionando con fuerza a las noticias del fin de semana, los inversionistas no están vendiendo bonos corporativos. Si lo hicieran sería una señal de que los inversores están más cautelosos sobre las transacciones de mayor riesgo, dijo Jack Ablin, jefe de inversiones en Harris Private Bank.

Aún así, mientras los inversionistas buscaron valores más seguros, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años bajó a 3,10%, su nivel más bajo del año.

En tanto, el petróleo retrocedió más de 2% porque se fortaleció el dólar. Un centro de análisis previó que la demanda de crudo en China se desacelerará este año.

El petróleo de referencia para entrega en julio perdió 2,44 dólares, 2,4%, y cerró en 97,66 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York. En Londres, el Brent cedió 2,62 dólares, 2,3%, y terminó en 109,77 dólares por barril en el mercado ICE.

"No hay muchas noticias buenas", dijo Randy Bateman, presidente de Huntington Asset Advisors. "Los inversionistas necesitaban una excusa para retirarse".