La Unión Europea impuso sanciones al presidente sirio Bashar Assad por la constante represión a los manifestantes contra su gobierno durante la cual 900 personas han muerto según se informó.

Previamente, la Unión Europea que agrupa a 27 países sancionó a 13 personas que tienen vínculos con el régimen sirio, pero Assad no estaba entre ellos.

Mientras tanto, la muerte de manifestantes en contra del régimen continúa.

El secretario del exterior británico William Hague, que se dirigía a una reunión de cancilleres de la Unión Europea en Bruselas, dijo el lunes que expandir las sanciones para incluir al presidente sirio era "lo correcto".