Trabajadores de la automotriz Honda tomarán 14 días adicionales sin trabajar entre junio y agosto por las reducciones en la producción causada por escasez de autopartes, aunque recuperarán esos días más adelante en el año.

Honda Motor Co. dijo el lunes que los trabajadores de la fábrica tomarán un día extra en junio, 10 más en julio y tres más en agosto, y recuperarán esos días laborables en la segunda mitad del año fiscal para reponer la caída en la producción.

Además, Honda envió un mensaje a sus trabajadores y al sindicato diciendo que se les podrá pedir a los trabajadores que tomen más días en los meses por venir en caso de que la escasez de autopartes continúe, dijo el portavoz Keitaro Yamamoto. Aún no se han especificado detalles, agregó.

El terremoto del 11 de marzo y el maremoto subsecuente que azotaron el noreste de Japón dañó cientos de proveedores de autopartes, forzando a las automotrices japonesas, incluyendo Honda, a reducir la producción. Honda ha dicho que no espera que regrese a niveles normales de producción sino hasta finales de año.

Las automotrices japonesas han decidido trabajar los fines de semana y tomar libres los jueves y viernes en julio, agosto y septiembre, meses de mayor uso de electricidad en Japón, para evitar apagones generados por la escasez de energía esperado.

El gobierno le ha pedido a las principales compañías que reduzcan el uso de electricidad en un 15%. El sismo y el maremoto dañaron la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi, fusionando tres reactores. La planta nuclear de Hamaoka también ha sido cerrada debido a temores de seguridad, complicando más fuentes de energía.

Con las acciones recientes de Honda, toda la producción de las fábricas de Saitama y Suzuka, y parte de la producción en la planta de motocicletas de Hamamatsu, serán cerradas 14 días, dijo la compañía.