Un grupo de buzos vietnamitas recuperó el lunes el último de los 16 cadáveres de personas que murieron ahogadas cuando un bote de alquiler se hundió en un río durante la fiesta de cumpleaños de un niño, informaron la policía y el periódico propiedad del Estado.

El capitán de la embarcación fue detenido y será sometido a un interrogatorio.

Una investigación se lleva a cabo para determinar qué causó que un bote tipo restaurante zozobrara el viernes por la tarde en medio de fuertes viento y lluvia.

El cadáver de un niño de nueve años fue recuperado la mañana del lunes del bote de doble cubierta, que permanece sumergido en el Río Saigón, dijo Trieu Van Giau, jefe de la policía costera de la provincia sureña de Binh Duong.

La edición del lunes del periódico Thanh Nien citó a policías que señalaron que la revisión de seguridad de la embarcación venció hace tres meses y que el capitán, que no contaba con licencia, fue detenido.

El bote se hundió poco después de que iniciara un recorrido por el río cerca de la ciudad de Ho Chi Minh durante la fiesta de cumpleaños de un niño de tres años. El menor, su madre y su hermana de seis años murieron ahogados. Otros cuatro menores murieron al igual que cuatro adultos chinos.

El bote se alejó aproximadamente 100 metros (yardas) de la terminal. Algunos pasajeros, entre ellos el padre del niño de tres años, lograron nadar hasta la orilla.