Cuando faltan dos semanas para la segunda vuelta electoral, Keiko Fujimori mantiene una ventaja de entre cuatro y siete puntos porcentuales sobre Ollanta Humala, según dos sondeos de intención de voto divulgados el lunes.

Sin embargo, esta ventaja es aún estrecha como para asegurar que la congresista de 35 años será la ganadora del balotaje del 5 de junio, opinan analistas.

En un simulacro de votación realizado por la consultora Datum, la hija del ex presidente Alberto Fujimori obtuvo 45% de votos contra 40,8% del izquierdista Humala. Un 10% votó en blanco y 4,2% vició el voto. Contando sólo los votos válidamente emitidos, Fujimori alcanzó 52,4% y Humala 47,6%.

El simulacro se realizó a nivel nacional entre el 16 y 18 de mayo en base a un universo de 5.004 entrevistados con un margen de error de 1,4%.

Un segundo simulacro de votación elaborado por la firma CPI dio a Fujimori 53,7% de los votos válidamente emitidos y 46,3% a Humala.

El estudio se realizó en todo el país entre el 17 y 21 de mayo en base a una muestra de 2.790 encuestados y con un margen de error de 1,85%.

"Hay una ligera ventaja de Keiko Fujimori, pero no hay un ganador sólido todavía", comentó el lunes Alfredo Torres, director de la encuestadora Apoyo.

En la víspera Apoyo difundió también los resultados de su simulación de una votación en la que Fujimori lograba 51,4% contra un 48,6% de Humala.

Los dos contendientes generan muchas resistencias en el electorado. Humala despierta temor por sus propuestas de cambiar el modelo económico neoliberal vigente y Fujimori por su vinculación con el gobierno de su padre (1990-2000), condenado por violaciones a los derechos humanos.