El ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, Sergio Díaz-Granados, instó hoy a los empresarios a aprovechar las oportunidades del tratado de libre comercio (TLC) entre su país y Suiza, firmado en 2008 y que entrará en vigor el próximo 1 de julio.

"Los Gobiernos han hecho la parte que les corresponde de crear la estructura jurídica, pero los negocios los hacen ustedes los empresarios", dijo el ministro a los asistentes al foro "TLC Colombia-Suiza, nuevas oportunidades en perspectiva".

Al evento también asistió la secretaria de Estado suiza para asuntos económicos, Marie-Gabrielle Ineichen-Fleisch, quien se manifestó en la misma línea que Díaz-Granados: "ahora es el turno de hacer el mejor uso de estas nuevas oportunidades para sus empresas".

"Estoy segura que el TLC fortalecerá las ya excelentes relaciones que existen entre nosotros", agregó Ineichen-Fleisch.

El acuerdo comercial entre ambos países comenzará a regir cinco años después de iniciarse las negociaciones y en el marco de la celebración de los cien años de la presencia suiza en Colombia.

Se tratará del primer TLC que aplica entre Colombia y un país europeo, en un momento en que el país andino se encuentra a la espera de la ratificación de acuerdos comerciales con EE.UU. y la Unión Europea (UE).

"Aspiramos a que este TLC impulse otros, pues seguirán Canadá, Estados Unidos y la UE, pero este quedará en el corazón de los colombianos por ser el primero con un país desarrollado", señaló Díaz-Granados.

Según los estudios del ministerio de Comercio colombiano, los sectores más beneficiados por el acuerdo serán los de equipos de transporte, vehículos de motor y sus partes, productos alimenticios, derivados del petróleo, carbón, bebidas y productos de tabaco, aceites y grasas vegetales, textiles, y vestidos y confecciones.

Los colombianos esperan, además, una mayor inversión y turismo suizos en el país andino.

En contrapartida, las exportaciones suizas crecerán en sectores como productos metálicos, plásticos, químicos y de caucho, maquinaria y equipo, madera, papel y minerales.

Suiza forma parte de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), integrada por Islandia, Noruega y el principado de Liechtenstein, con los que Colombia firmó acuerdos comerciales similares que aún no han entrado en vigor debido a que están a la espera de ser ratificados por los parlamentos islandés y noruego.

En 2010 el flujo comercial global entre Colombia y Suiza fue de 1.412 millones de dólares, inferior en 148 millones de dólares al monto registrado en 2009.

Los acuerdos comerciales entre Colombia y el resto del mundo se enmarcan dentro de la estrategia del Gobierno del presidente Juan Manual Santos de aumentar las exportaciones y diversificar los mercados internacionales del país.