El gobierno británico informó el lunes que planea abrir el primer banco de inversiones ecologista para abril del próximo año.

El viceprimer ministro Nick Clegg dijo que el banco — un componente clave de la política ambiental del gobierno de coalición liderado por los conservadores — se enfocará inicialmente en invertir en áreas como generación de energía eólica, manejo de desperdicios y eficiencia energética no doméstica.

Clegg dijo que el banco será autónomo del gobierno. Tendrá una capitalización inicial de 3.000 millones de libras (4.800 millones de dólares) de las arcas del Tesoro, pero podrá buscar financiamiento en los mercados de capital y en el sector privado desde abril del 2015.

El banco es una parte importante de la meta gubernamental de proveer las finanzas para transformar al país en una economía de baja generación de residuos de carbono.