Apelaciones ni audiencias públicas lograron sensibilizar a las autoridades de la ciudad para relocalizar a los negocios de Willets Point. El desalojo es irreversible, en seis meses empezará para dar paso a la primera fase del proyecto de desarrollo aprobado por la administración del alcalde Michael Bloomberg.

El viernes, los propietarios de los talleres mecánicos –hispanos en un 95 por ciento- empezaron a recibir notificaciones dándoles a conocer el ultimátum que fija hasta octubre el plazo en que podrán seguir operando.

Marco Neira presidente del comité de defensa de Willets Point reiteró que el plan no tomó en consideración el impacto económico y social que representaría el cierre de los negocios.

"Lo que ocurrirá en un hecho sin precedentes, el plan de desarrollo debió prever la relocalización o compensación de quienes trabajamos en el área pero vamos a ser desalojados sin que se consideren nuestros derechos civiles ni humanos", Neira agregó que las autoridades lo único que están reconociendo son 4,000 dólares y cubrir el costo de transporte para la mudanza.

Unos 250 negocios serán cerrados. Sus propietarios por dos años han venido pugnando por una alternativa para no perder su fuente de trabajo. Según el comité, al menos unas 2,000 familias hispanas dependen directamente de los trabajos en Willets Point.

Vea aquí video de trabajadores de Willets Point

Willets Point es una zona de 62 acres localizada en el norte de Queens entre Northern Boulevard, la calle 126 y el Van Wyck Expressway. El proyecto de desarrollo invertirá 3,200 millones de dólares en construir un centro comercial, unas 5.500 unidades de apartamentos, una escuela, hoteles, un museo y áreas de entretenimiento y otras facilidades.

Tirso Mier propietario de uno de los talleres agregó que el Comité de Defensa presentó algunas alternativas de relocalización para los negocios pero que en todo momento la ciudad se ha desentendido de sus aspiraciones.

"La discriminación contra los hispanos es evidente. Es las audiencias celebradas nunca se nos facilitó un traductor, como es de ley, para que se escuchen nuestras ponencias. Insistimos que lo único que queremos en mantener los trabajos y defender la inversión como pequeños negocios".

Francisco Aguirre vicepresidente del comité expresó que se presentaron al menos 30 alternativas de relocalización colectiva.

"Nunca fuimos tomados en cuenta. Es una falta de sensibilidad absoluta, somos trabajadores que aportamos a la economía de la ciudad. Hay una realidad que no se quiere ver, tenemos familias y el ultimátum nos lanza a la calle sin ninguna solución".

Paralelamente la Corporación de Desarrollo Económico está seleccionando de entre al menos 29 propuestas de contratistas y la ganadora será adjudicada el 29 de agosto.

"La selección es un paso adelante para convertir a Willets Point en el próximo gran barrio de Nueva York" expresó Seth Pinsky, presidente de la Corporación de Desarrollo Económico (EDC por sus siglas en inglés). "La remodelación de Willets Point continúa avanzando con la emisión de la presente convocatoria para adjudicar el proyecto" agregó el funcionario en una comunicación.

Adicionalmente la Administración Federal de Carreteras y el Departamento de Transporte anunciaron la semana pasada la aprobación de la evaluación ambiental de la ciudad de las rampas de acceso en la autopista Van Wyck para acomodar el flujo de tráfico que el proyecto creará en el área.

Willets Point al momento es un área subutilizada y foco de contaminación y el proyecto responde a un plan de recuperación urbana, según las autoridades.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino

Agreganos en facebook.com/foxnewslatino