Estados Unidos aplaudió el lunes el acuerdo que permite el regreso a Honduras del ex presidente Manuel Zelaya, expresando esperanzas de que lleve a la reconciliación en ese país centroamericano.

El pacto "le da a Honduras la oportunidad de trabajar hacia la reconciliación nacional y poner fin a su aislamiento en la comunidad internacional", dijo en un comunicado la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton.

Señaló que el acuerdo allana el camino para que Honduras se reintegre a la Organización de los Estados Americanos, y pidió a los demás países miembros de la OEA "medidas expeditas" para permitir que Honduras regrese a ese organismo hemisférico.

Clinton agradeció además a los gobiernos de Colombia y Venezuela por su mediación, y a la República Dominicana y a los demás países centroamericanos por su "incansable compromiso" en esta iniciativa.

"Hoy es un gran día para Honduras y para todos los hondureños del mundo", expresó.