El Servicio de Rentas Internas ha preparado una propuesta de reformas legales para sancionar el enriquecimiento privado no justificado, con penas de prisión de hasta cinco años.

Tales reformas son parte de los cambios que aprobaron los ecuatorianos en el referendo del 7 de mayo, del cual aún no hay resultados finales, aunque no hay dudas del mayoritario apoyo a las propuestas del presidente Rafael Correa.

En una entrevista con el diario El Comercio el lunes, el director de la entidad tributaria Carlos Marx Carrasco señaló que quiere "que las sanciones sean fuertes, que incluya la cárcel de hasta cinco años... que el infractor devuelva todo lo que obtuvo injustificadamente y también que pague una sanción pecuniaria, por ejemplo, del doble de la infracción".

Manifestó se busca "acabar con el testaferrismo, el contrabando, el narcotráfico, el coyoterismo (tráfico de migrantes), la usura, el lavado de activos... Aquel que preste su nombre para suscribir escrituras, debe saber que se le va a preguntar de dónde lo tiene (el dinero)".

En el referendo los ecuatorianos aprobaron un total de cinco preguntas que derivan en sendas reformas a la constitución y otras cinco que implican reformas legales.

Entre otros temas, se consultó a la ciudadanía sobre una reforma del sistema judicial, nuevas reglas a los periodistas y medios de comunicación, la sanción al enriquecimiento injustificado y la prohibición de los juegos de azar y la muerte de animales en espectáculos públicos.