Dirigentes de transportistas bolivianos pidieron la intervención del gobierno de Evo Morales ante el corte de una carretera internacional que une Bolivia con el sur de Perú que ya lleva dos semanas.

"Hemos pedido que se evacuen a todos los choferes que se encuentran en el área del conflicto pero no hemos recibido respuesta del gobierno", dijo el lunes el presidente de la Cámara de Transportes, Gustavo Rivadeneira a radio Fides.

La Cancillería informó que envió notas a su similar de Perú para dar a conocer el perjuicio económico y la situación de unos 500 camioneros que quedaron atrapados en el lado boliviano de la carretera por los bloqueos.

Pobladores del sur peruano reclaman al presidente Alan García que cancele las licencias de operaciones mineras en la región de Puno, fronteriza con Bolivia, por la posible contaminación del lago Titicaca que comparten ambos países.

El jefe policial de la zona peruana de Puno, Tomas Guibert, dijo a Radioprogramas de Lima que más de 7.000 pobladores bloquean el lado peruano del pueblo binacional de Desaguadero, en Puno, por donde pasa la carretera que une Bolivia y Perú.

El gerente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), Oswaldo Barriga, estimó en 4,5 millones de dólares las pérdidas para los exportadores bolivianos.

Gran parte de los camiones varados llevaban carga perecedera a mercados peruanos y otros transportaban mercadería de exportación a terceros países que debió ser embarcada desde puertos peruanos.

"El gobierno ha hecho las gestiones necesarias mediante la Cancillería, es un asunto interno de Perú", dijo el viceministro de Coordinación Gubernamental, Wilfredo Chávez, a la televisora estatal.

Rivadeneira y Barriga solicitaron a las autoridades interponer oficios para ayudar a los transportistas bolivianos afectados por la protesta.

En Perú el presidente Alan García ordenó la intervención de las fuerzas armadas en apoyo de la policía para garantizar el normal funcionamiento de las vías de acceso, los servicios de agua y luz en Puno.

Mediante una resolución suprema publicada el lunes en la gaceta oficial El Peruano y firmada por García, se precisa que los uniformados estará presentes hasta el 11 de junio.

El gobierno de García envió la última semana un grupo de funcionarios que no logró ningún acuerdo con los pobladores.

Según informa el diario El Comercio en la zona peruana del bloqueo están varados unos 200 camioneros bolivianos.

La vía que conecta la frontera binacional con la capital de Puno también está bloqueada y miles de pobladores aymaras se dirigen a protestar a la capital de Puno, dijo a la AP Ruth Ccopari, una experta en minería que trabaja en esa ciudad.