Brasil anunció el lunes la reducción de impuestos de 31% para las tabletas electrónicas, que según el gobierno tendrán el mismo costo en el país que en el exterior.

Las tabletas electrónicas, que han adquirido enorme popularidad en el último año, se beneficiaron con la llamada "ley del bien", publicada lunes en el Diario Oficial, que concede exenciones tributarias para computadoras de mesa y portátiles.

"Con la exoneración tributaria, el costo de la tableta electrónica en Brasil será igual que en el exterior", dijo a periodistas el ministro de Hacienda, Guido Mantega.

Durante la visita de la presidenta Dilma Rousseff a China en abril, la empresa Foxconn anunció la intención de montar en Brasil la tableta iPad, de Apple, que provocó la moda por estos dispositivos electrónicos. La empresa Samsung ya produce la tableta Galaxy Tab en el país sudamericano.

Para Mantega, la exoneración tributaria hará más atractivo que empresas fabricantes de estos aparatos se instalen en Brasil.

"Brasil se vuelve atractivo para la fabricación (de los aparatos), y como tenemos un gran mercado, es conveniente para que las empresas se instalen para fabricar las tabletas aquí", agregó el ministro.

Por su parte, el ministro de Ciencia y Tecnología, Aloizio Mercadante, indicó que hay 12 empresas interesadas en producir tabletas electrónicas en Brasil, incluyendo Foxconn y Samsung.

Citó también las compañías Positivo, Envision, Motorola, LG, Itautec, Sanmina, Compalead, Semp Toshiba, AIOX y MXT.

Mercadante indicó que se pretende que las empresas no solo monten las tabletas electrónicas en Brasil, sino que también produzcan localmente los componentes más importantes, como semiconductores.

En ese sentido, señaló que los beneficios tributarios estarán gradualmente condicionados a la sustitución de importaciones para aumentar los componentes brasileños de los aparatos.