La NASA ordenó el sábado a la tripulación del Endeavour realizar una inspección minuciosa a un panel dañado del delicado escudo térmico del transbordador.

Utilizando el brazo robótico del transbordador, los astronautas inspeccionarán una pequeña fisura en la parte inferior del transbordador con una cámara de alta resolución y un láser adjunto al mástil de una grúa.

"No hay nada alarmante aquí y no estamos realmente preocupados", dijo LeRoy Cain, presidente del equipo de manejo de la misión del transbordador que el viernes decidió ordenar la que fue llamada una "inspección enfocada".

Cain dijo que la maniobra de dos horas se realiza a manera de precaución de más y no causará ningún retraso para la tripulación ni para su misión de 16 días en la Estación Espacial Internacional.

El panel dañado fue detectado por medio de fotografías tomadas por la tripulación del Endeavour justo antes de que el transbordador se acoplara el miércoles a la estación espacial. Inicialmente, las imágenes mostraron siete puntos con abolladuras o fisuras, pero seis de ellos fueron analizados a detalle y se consideró que no representan un problema.

El único punto que sigue causando cierta preocupación tiene el tamaño de una baraja, justo debajo del tren de aterrizaje trasero de la nave.

La ubicación y tamaño da a los ingenieros un poco de confianza de que el daño no es similar al que causó la desintegración del transbordador espacial Columbia en 2003. También señalaron que un daño similar detectado en el Endeavour en 2007 — no representó ningún problema.

Cain dijo a los reporteros que es tan poco probable que la fisura resulte problemática que la NASA ni siquiera ha considerado efectuar planes de contingencia para reparar el panel en pleno vuelo.

La NASA puede reparar paneles dañados utilizando una versión mejorada de una pistola de enmasillado durante una caminata espacial.