Diversas formas de esclavitud en actividades como la minería informal, tala de bosques, servidumbre doméstica y en reclutamiento de menores de edad en el ejército, fueron denunciados el viernes por una funcionaria de las Naciones Unidas.

La relatora de la ONU en formas contemporáneas de esclavitud, Gulnara Shahinian, destacó en un comunicado la existencia de esclavitud en los mencionado sectores económicos clandestinos y en declaraciones al canal N también mencionó que "el ejército de Perú, en algunos casos, ha reclutado menores de edad para ser llevados a las áreas (geográficas) más difíciles".

La Defensoría del Pueblo de Perú denunció el 2007 el reclutamiento forzoso de 67 menores de edad en el Ejército y en 2008 recibió 120 denuncias de padres que afirmaron que sus hijos mejores de edad fueron reclutados indebidamente y llevados a zonas de combate con guerrillas. La mayoría de edad en Perú se alcanza a los 18 años.

Shahinian sostuvo que "en las zonas urbanas, la servidumbre doméstica sigue siendo mayormente invisible y las víctimas son predominantemente niñas y jóvenes que migran a las ciudades, no conocen sus derechos y se sienten incapaces de denunciar el abuso y la explotación que sufren y que, en muchos casos incluyen la violencia física, sicológica y sexual".

Tras hacer una visita al país de 12 días, la relatora recomendó al gobierno "crear mecanismos de protección y esquemas de reintegración e indemnización para las víctimas", según la nota de prensa.

"Aún queda mucho por hacer, sobre todo en el cumplimiento de las leyes y la introducción de sanciones penales", agregó.

Shahinian redactará un informe para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU con recomendaciones al gobierno de Perú, que de momento no se pronunció sobre las recomendaciones preliminares de la relatora.