Un ejecutivo de una planta eléctrica, quien es además dueño de una concesionaria automotriz, fue nominado el viernes por el nuevo presidente para el cargo de primer ministro.

El presidente Michel Martelly nominó formalmente a Daniel Gerard Rouzier para el segundo cargo de mayor importancia en el gobierno nacional. Rouzier es presidente de una compañía privada de electricidad y tiene una distribuidora de automóviles.

Ha sido además miembro de la junta de una organización religiosa con fines caritativos, con sede en Coconut Creek, Florida. Su proceso de aprobación como jefe de gobierno enfrentaría oposición, dado que correrá a cargo de una legislatura donde hay pocos miembros del partido político de Martelly.

El nuevo primer ministro tendrá un papel protagónico para acelerar los estancados esfuerzos de reconstrucción de Haití, tras el devastador terremoto del año pasado.