Miles de jordanos se manifestaron hoy en esta capital y en otras ciudades del país para protestar por la corrupción y el retraso del Gobierno para aplicar reformas económicas, según testigos e informes de medios de comunicación.

En las protestas se pidió especialmente la renuncia del primer ministro, Maruf Bajit, y la disolución de la cámara baja del Parlamento, la más importante y que es elegida por voto popular.

Además de Ammán hubo marchas en la localidad de Tafileh, unos 180 kilómetros al sur de la capital, en Zarqa, 30 kilómetros al este de Ammán, y en Karak, 120 kilómetros al sur de la capital.

Las manifestaciones se desarrollaron al concluir las oraciones del mediodía, la celebración religiosa semanal más importante para el mundo islámico.

En algunas protestas se oyeron quejas al Gobierno por permitir la salida del país del empresario Jalid Shahin, que estaba encarcelado al ser declarado culpable de corrupción en un caso ligado a la ampliación de una refinería de petróleo.

En Jordania, al igual que en otras naciones del mundo árabe, se vienen sucediendo protestas contra el Gobierno, aunque por lo general son pacíficas y menos numerosas que en otras ciudades de la región.