La Unión Eupera (UE) espera que el programa euro-solar, que financian en 600 comunidades pobres y aisladas de 8 países de América Latina y que culminará dentro de dos años, se mantenga y multiplique en otras comunidades rurales de esta región.

Esa es una de las recomendaciones hechas durante la IV Jornada Regional, celebrada en Managua, donde se evaluaron los avances del programa euro-solar con el fin de promover el uso de las energías renovables como promotoras del desarrollo humano.

Durante el acto de clausura, el jefe del Sector Educación y Nuevas Tecnologías de la Comisión Europea (CE) para América Latina, José González, dijo a periodistas que esperan que en los países beneficiados se alcancen acuerdos interinstitucionales para asegurar la sostenibilidad de ese programa.

El programa euro-solar consiste en el uso de paneles solares en 600 comunidades rurales en Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Perú, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de 300.000 personas.

"Esperamos ahora que en el ámbito de las políticas nacionales de cada uno de los países y con la ayuda de otros organismos internacionales, se pueda replicar (ese programa) para favorecer y beneficiar a un mayor número de comunidades en estos países", señaló el diplomático europeo.

El programa euro-solar proporciona a las comunidades menos favorecidas servicios de energía eléctrica a través de sistemas fotovoltaicos que posibilitan la conexión vía internet, telefonía, refrigeración para vacunas, purificador de agua, equipo informático para apoyar la educación, jornadas de salud y comunicación con el mundo exterior, explicó.

Ese programa, que comenzó el 18 de enero de 2007, concluirá en mayo de 2013, y tiene un coste total de 30 millones de euros (unos 42,6 millones de dólares), de los cuales la UE dona el 80 por ciento de los fondos y el otro por 20 por ciento los países beneficiados.

González sostuvo que de parte de la UE "no hay posibilidad de ampliación" de ese programa, aunque, dijo, pueden analizar alguna propuesta dependiendo del "dinamismo que pueda tener el país".

Durante la jornada, que se desarrolló del 16 al 20 de mayo en Managua, se evaluaron experiencias y logros de ese programa desde puntos de vistas autocríticos, de diagnóstico de problemas, los errores que se ha cometido, y también se acordó celebrar el próximo encuentro en Bolivia, en 2012.