El venezolano José Rujano, ganador de la decimotercera etapa del Giro, se mostró especialmente feliz por haber entrado por delante del español Alberto Contador, "un corredor tremendo, difícil de aguantar".

"Contador es un ciclista tremendo, muy difícil de aguantar su rueda, por eso ganar me hace muy feliz", dijo el corredor del Androni, quien ya ganó una etapa del Giro en 2005, año en que, además, fue tercero en la general final y maillot de la montaña.

Rujano dijo mantener buenas relaciones con el presidente venezolano, Hugo Chavez, por lo que espera "recibir apoyo del Gobierno para que patrocine un equipo y poder venir al Giro".

Después de levantar los brazos en la cima del Grossglockner, Rujano explicó el acuerdo con Contador. Uno reforzaba la maglia rosa y el otro ganaba la etapa.

"Hemos pactado. Cada uno ha hecho su trabajo y por eso hemos ganado". concluyó.