La eléctrica japonesa TEPCO, operadora de la planta de Fukushima, anunció hoy que en el año fiscal que acabó en marzo perdió 1,25 billones de yenes (10.680 millones de euros), debido en su mayor parte a la crisis nuclear.

Se trata de la mayor pérdida neta registrada en la historia por una compañía nipona no financiera, empujada por los números rojos extraordinarios de un billón de yenes (8.550 millones de euros) a causa de la crisis nuclear en Fukushima tras el tsunami del 11 de marzo.

Tokyo Electric Power es una de las principales compañías eléctricas de Japón, responsable del abastecimiento de la región donde se encuentra la capital nipona, con más de 30 millones de habitantes.