El Kremlin respaldó hoy la propuesta del presidente estadounidense, Barack Obama, sobre la creación de un estado palestino independiente de Israel según las fronteras de 1967.

"Ésta postura fue confirmada por el presidente ruso, Dmitri Medvédev, durante su visita a los territorios palestinos en enero de 2011", aseguró Serguéi Narishkin, jefe de la administración del Kremlin, citado por las agencias rusas.

Narishkin subrayó que Rusia apoya la delimitación de fronteras permanentes entre Israel, el nuevo estado palestino, Egipto y Jordania según las fronteras de la línea de 1967.

"Los palestinos tienen derecho a su propio Gobierno y Estado" con capital en Jerusalén Este, subrayó.

La Cancillería rusa también informó en un comunicado que el Cuarteto de mediadores internacionales para Oriente Medio (EEUU, ONU, Rusia y la Unión Europea) considera que la delimitación de fronteras allanará el camino para la solución definitiva del conflicto.

Obama aseguró la víspera que "el pueblo palestino debe tener el derecho al autogobierno, y a alcanzar su potencial, en un estado soberano y contiguo" y que "el sueño de un estado judío y democrático no se puede lograr mediante una ocupación permanente".