Cuba se propone retomar la producción de oro con varios proyectos como el de la mina Oro-Barita que comenzará próximamente sus operaciones en el oriente de la isla, según informó hoy el viceministro de la Industria Básica, Iván Martínez.

Ese proyecto es fruto de la colaboración con la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), y en otros territorios de la isla se encuentran áreas con perspectivas de exploración, explicó el funcionario citado por la estatal Agencia de Información Nacional (AIN).

Oro-Barita está ubicado en el pueblo de El Cobre, en la provincia suroriental de Santiago de Cuba, a unos 860 kilómetros al este de La Habana, y las reservas del yacimiento aurífero en ese territorio están calculadas para unos cinco años, de acuerdo con datos de la empresa Geominera, ejecutora del proyecto.

Según indicó el viceministro Martínez, el uso de imágenes de satélite y el alto grado de estudio geológico del territorio nacional, contribuyen al desarrollo de la industria y de las infraestructuras necesarias para garantizar el proceso productivo.

El oro aparece asociado con otros minerales como la barita, pirita y cuarzo y en el caso de esta mina se encuentra con la barita, de ahí su nombre, explicaron especialistas del sector.

Este proyecto es impulsado es por la ALBA, una iniciativa liderada por Venezuela y Cuba, en cuyo marco ambos países desarrollan proyectos en ramas como la industria ligera, comercio, energía, petróleo y petroquímica, agricultura, la minería e industria básica.