El Gobierno de Brasil anunció que reducirá el plazo para agilizar la liberación de la importación de automóviles argentinos que están varados en la frontera, pero aclaró que mantendrá las licencias no automáticas para ese tipo de vehículos automotores, informaron hoy fuentes oficiales.

El Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior indicó que la flexibilización de la medida comenzará mañana y es una "retribución" a la actitud de Argentina de liberar neumáticos, baterías y calzados brasileños, que eran impedidos de entrar a ese país, según informó la estatal Agencia Brasil.

La semana pasada, Brasil adoptó la salvaguarda de licencias no automáticas para la importación de vehículos, como una respuesta recíproca a las trabas impuestas por Argentina para la compra de chocolates, dulces y pastas de origen brasileño y que superaron los sesenta días estipulados por las reglas mundiales del comercio.

Según la información, la liberación de los automóviles que se encuentran en las fronteras fue acordada por los secretarios de Industria de ambos países.

El secretario brasileño de industria, Alessandro Teixeira, se reunirá los próximos lunes y martes en Buenos Aires con su homólogo argentino, Eduardo Bianchi, para buscar una solución definitiva al asunto.

"La agilización de las liberaciones representa un gesto de buena voluntad de los dos países para llegar a un entendimiento", apuntó el ministerio.

En Argentina, fuentes del Ministerio de Industria de ese país indicaron que con la disposición del Gobierno brasileño unos 1.000 automóviles serán liberados en la frontera.