Argentina y Brasil acordaron agilizar la concesión de licencias para la importación de productos como un gesto de buena voluntad antes de un encuentro la próxima semana en el que ambos países discutirán sus desacuerdos comerciales, informó el viernes el gobierno brasileño.

Los dos países mantendrán las licencias no automáticas para la importación de numerosos productos, lo que en la práctica es una barrera al comercio, pero decidieron agilizar la concesión de algunas licencias como un "gesto de buena voluntad", dijo una fuente del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior. La fuente requirió anonimato por política del gobierno.

El gesto mutuo pretende crear un ambiente favorable a las discusiones que mantendrán los dos países lunes y martes en Buenos Aires para limar asperezas surgidas por los reclamos de sus exportadores, afectados por la eliminación de las licencias automáticas, que permite al país importador tomar hasta 60 días para autorizar el ingreso del producto.

Según la fuente brasileña, Argentina aplica licencias no automáticas para 600 productos, muchos de los cuales afectan a Brasil, como maquinaria agrícola y algunos productos alimenticios.

La semana pasada, Brasil eliminó el licenciamiento automático para la importación de automóviles, que componen gran parte de las compras desde Argentina, su principal socio en el Mercosur, la unión aduanera conformada también por Paraguay y Uruguay.

En ambos casos, la suspensión de las licencias automáticas afecta a todos los países, no sólo al intercambio bilateral entre los dos países sudamericanos.

"Brasil se comprometió a agilizar la concesión de licencias y Argentina hará lo mismo", expresó la fuente del ministerio, que aclaró que ambos países mantendrán la política de licencias no automáticas.

Los rubros brasileños en los que Argentina agilizará la concesión de permisos de importación son neumáticos, baterías y calzado.

Argentina y Brasil intercambiaron cerca de 33.000 millones de dólares en 2010 con un saldo de 4.000 millones de dólares favorable a Brasil.