Animal Kingdom ya no podrá sorprender a nadie.

El potro que salió del anonimato para ganar su primera carrera en tierra en el Derby de Kentucky ahora es el favorito para la segunda joya de la Triple Corona, el Preakness Stakes del sábado.

"Me siento más tranquilo de lo que he estado en toda la semana", dijo el viernes el preparador Graham Motion. "Creo que hice lo que pude hacer y que ya no está en mis manos. La parte que genera nervios es completar el entrenamiento e intentar mantener las cosas en orden".

Si puede repetir su logro del Derby en la prueba que otorga un millón de dólares, Animal Kingdom dejará la mesa servida para intentar ganar la Triple Corona dentro de tres semanas en el Belmont Stakes.

El último ganador del Derby, Preakness y Belmont fue Affirmed, hace 33 años, y apenas 11 caballos en la historia han logrado la hazaña.

El entrenador Nick Zito, que tendrá a Dialed In en la carrera, no está listo para coronar a Animal Kingdom y dijo que el potro tiene que seguir ganando para convencerlo.

"Me haré un fanático de Animal Kingdom si sigue avanzando. No estoy diciendo que vaya a ser como Secretariat, Seattle Slew o Spectacular Bid", afirmó Zito, en referencia a grandes potros del pasado.

"Ha hecho muchas cosas que son poco comunes", agregó. "Puede que sea un muy buen caballo. Espero que nuestro muchacho tenga algo que decir al respecto".

Dialed In es el segundo favorito tras terminar octavo en el Derby, que arrancó como preferido en las apuestas. Pero Zito no pierde la confianza.

"Aún creo, y no porque yo lo tenga, que sigue siendo el mejor caballo de tres años", dijo.

Animal Kingdom partirá del poste 11 en la largada de las 6:18 de la tarde (hora del Este de Estados Unidos) y Dialed In estará al lado suyo, en el 10.

La victoria de Animal Kingdom por dos cuerpos y tres cuartos en Churchill Downs no asustó a la competencia: por primera vez desde 2005, el Preakness tiene el máximo de 14 caballos, incluidos nueve que no corrieron el Derby.

"Se tratará de mantenerse lejos de los problemas, así como fue en el Derby", dijo Motion. "Catorce caballos son muchos para moverse, especialmente cuando eres el que tienen en la mira".

Luego que llovió durante gran parte de la semana, el pronóstico para el sábado predice un día soleado y una temperatura máxima de unos 29 grados centígrados (85 Fahrenheit). Por ello, se espera que la pista de 2.200 metros (1,36 millas) de tierra del hipódromo de Pimlico esté rápida.