Un turista puertorriqueño se debatía el jueves entre la vida y la muerte en Nápoles debido a las heridas en la cabeza que le infligieron los asaltantes que intentaron robarle, dijo la policía.

El mayor Paolo Zito dijo que dos ladrones a bordo de una motoneta trataron de arrancar el reloj Rolex de la muñeca del turista, que había arribado en crucero el miércoles y caminaba del puerto al centro de la ciudad.

Cuando intentó resistir el robo, Oscar Antonio Mendoza cayó al suelo y se golpeó la cabeza. Los atacantes huyeron, dijo Zito.

La doctora Maria Corvino dijo que el pronóstico era reservado. Mendoza fue sometido a una operación de cerebro en el hospital Loreto Mare.

Las autoridades napolitanas advierten a los turistas que no salgan a la calle con joyas caras. Zito dijo a la AP que la policía espera identificar y detener a los asaltantes gracias a las huellas digitales que dejaron en el reloj.