El gobernador de Maryland sancionó el jueves una ley, la primera de su tipo en Estados Unidos, que requiere a la empresa ferroviaria estatal francesa SNCF explicar su papel en el transporte de víctimas del Holocausto a los campos de concentración si quiere obtener un contrato para proveer transporte en el estado.

El gobernador Martin O'Malley dijo al firmar la ley que se trata de pensar en forma global y actuar en forma local para garantizar que no se olviden o se repitan las atrocidades del Holocausto nazi.

La medida requiere que una compañía que busca un contrato para proveer servicios ferroviarios de pasajeros en Maryland explique sus actividades en el transporte de personas a los campos nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Keolis Rail Services America — que pertenece mayoritariamente a la SNCF — ha solicitado un contrato para operar servicios en dos líneas.