Los socialistas franceses ganarían en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2012 al actual jefe de Estado, el conservador Nicolas Sarkozy, según un sondeo elaborado después de la detención del potencial candidato Dominique Strauss-Kahn y publicado hoy por "Le Monde".

El primer sondeo sobre los comicios publicado después de que Strauss-Kahn fuera arrestado en Nueva York muestra que tanto el ex líder del Partido Socialista François Hollande, como su sucesora en el cargo, Martine Aubry, ganarían a Sarkozy en la primera vuelta si los comicios se celebraran el próximo domingo.

Así, Hollande lograría un 29 por ciento de la intención de voto, mientras que Abry llegaría al 27 por ciento.

Ambos se situarían por delante del actual presidente, que como candidato a la reelección se quedaría en el 21 por ciento si se enfrentara a Aubry y en un 19 por ciento si compitiera contra Hollande.

Según el sondeo elaborado por Ipsos-Logica, la líder ultraderechista del Frente Nacional, Marine Le Pen, recaba el 17 por ciento de la intención de voto, justo por delante de la ex candidata socialista Ségolène Royal, que tendría el apoyo del 16 por ciento de los votantes en caso de que volviera a intentar acceder al Palacio del Elíseo.

La encuesta permite además establecer una comparación entre la intención de voto antes y después de la detención de Strauss-Kahn, pues el instituto demoscópico cuenta con datos recogidos el 13 y el 14 de mayo -antes del escándalo- y el 18 de mayo, tras su arresto por presunto intento de violación de una empleada de un hotel en Nueva York.

La intención de voto se mantiene prácticamente estable en uno y otro caso.

Antes del escándalo también Hollande y Aubry adelantaban a Sarkozy, con el 25 y el 26 por ciento de los votos, respectivamente, frente al 19 por ciento de las simpatías que lograría el actual presidente contra cualquiera de los socialistas.

También la preferencia por Le Pen se mantiene casi inalterable tras el escándalo de Strass-Kahn pues la líder ultraderechista se movería entre el 17 y el 18 por ciento de los votos, en función del candidato contra el que se midiese.

Por otro lado, la encuesta pregunta a los franceses quién les gustaría que se presentara como candidato, entre los muchos nombres que han declarado sus aspiraciones presidenciales o aquellos sobre los que se especula que podrían hacerlo.

Hollande logra la primera posición con 57 puntos sobre 100, seguido de Aubry (50 puntos) y de Nicolas Sarkozy (45 puntos), que empata con el centrista y ministro de Ecología hasta el pasado otoño, Jean Louis Borloo.

Por último, entre los simpatizantes socialistas, la candidata favorita es Aubry (74 puntos sobre 100), seguida muy de cerca por Hollade (73 puntos) y muy por delante de Royal (43 puntos).