La Asamblea General de la ONU elegirá mañana a quince de los 47 miembros que componen el Consejo de Derechos Humanos (CDH), al que se postulan países como Nicaragua, Kuwait y la República Democrática de Congo, muy criticados por su pobre historial de respeto de los derechos fundamentales.

Los países presentes en la Asamblea tendrán que elegir a esos quince países en base a una distribución regional equitativa.

De los 47 puestos del CDH, trece corresponden a los estados africanos, trece a los asiáticos, seis a los europeos orientales, ocho a los latinoamericanos y caribeños y siete a Europa Occidental y otros.

Chile, Costa Rica, Perú y Nicaragua son los candidatos latinoamericanos a renovar parte de su grupo.

Los tres primeros han recibido la aprobación por parte de distintas organizaciones defensoras de los derechos humanos, pero Nicaragua ha sido muy criticado por su bajo nivel de respeto de esos derechos.

"Congo, Kuwait y Nicaragua tiene un pobre historial en materia de respeto de los derechos humanos de sus propios ciudadanos", denunció el director ejecutivo de la organización defensora de derechos humanos UN Watch, Hillel Neuer, mediante una misiva dirigida esta semana en nombre de esa y otras organizaciones a todos los países presentes en la Asamblea.

Neuer señaló que "Nicaragua, como estado observador en las últimas sesiones del CDH se ha mostrado a favor de gobiernos como los de los dictadores libio Muammar Gadafi y sirio Bashar al Assad, en un intento de evitarles el escrutinio" internacional.

"Si la ONU eligiera a Nicaragua como uno de los 47 miembros del Consejo, sería un insulto para sus víctimas y una derrota para la causa global de los derechos humanos", agregó el director de UN Watch.

Recalcó también que esos países "de manera sistemática han votado erróneamente en las iniciativas de la ONU para promover y proteger los derechos humanos de los otros".

En su opinión ninguno califica para formar parte del máximo órgano de vigilancia sobre el respeto de los derechos humanos, y las candidaturas de otros como Burkina Faso, India, Indonesia y Filipinas son "cuestionables".

Austria, Benin, Botsuana, Chile, Costa Rica, República Checa, Georgia, Italia, Perú y Rumanía, sin embargo, sí cumplen con esos requisitos, señalan en su misiva UN Watch, Lantos Foundation for Human Rights and Justice y Directorio e Initiatives for China, que lidera el prisionero político chino Yang Jianli.

Asimismo indicaron su preocupación por la presencia en el CDH de países como China, Arabia Saudí, Cuba, Rusia, Baréin y Pakistán.

El CDH fue creado el 15 de marzo de 2006 por la Asamblea General de la ONU en sustitución de la Comisión de Derechos Humanos, que fue suprimida tras 60 años de trabajos debido a la crisis de legitimidad en la que había caído por decisiones que eran vistas como parciales, politizadas y desequilibradas.

El Consejo es un órgano intergubernamental que forma parte del sistema de las Naciones Unidas y que está compuesto por 47 Estados miembros responsables del fortalecimiento de la promoción y la protección de los derechos humanos en el mundo.

Uno de sus cometidos es realizar un examen periódico global a cada uno de los 192 países miembros de Naciones Unidas, además de celebrar varias sesiones ordinarias al año y las extraordinarias que sus integrantes decidan para abordar cuestiones concretas.

Esas ONG han pedido a los 192 países que conforman la Asamblea que no voten a favor de las candidaturas de las naciones que incumplen el respeto de los derechos humanos y que pidan a los "cuestionables" que adopten medidas concretas para mejorar.